29 de diciembre de 2010

ARQUITECTURA EN LOS MOLINOS. EDIFICIOS DESAPARECIDOS.

Este es el primero de una serie de artículos dedicados a analizar la evolución de la arquitectura en la zona urbana de Los Molinos.
Al no existir un catálogo de edificios protegidos, ni una normativa local o comunitaria que regule e impida la destrucción de edificios singulares, nos encontramos con los desmanes que podemos ver en la mayoría de los pueblos de esta zona de la sierra. Por ello, aunque no nos guste, los dueños de estos edificios estan en su derecho de derribarlos, modificarlos, o utilizarlos como mejor les parezca. Si no hay regulación o algún tipo de ayuda económica para su conservación, seguiremos viendo como desaparece poco a poco el patrimonio arquitectónico de la sierra.
En la misma manzana situada en la plazuela que forma la calle Herrería tenemos dos ejemplos de ello:

LAS TERRAZAS

Precioso caserón de la primera mitad del S.XX, probablemente de los años 40, y en el que vemos la mano del gran arquitecto municipal Luis Rodriguez Quevedo.

   
     Curiosamente, el ayuntamiento editó un libro sobre la obra de este arquitecto en el año 2006. El edificio fué derribado poco antes. Aquí vemos la fachada de la terraza con la balaustrada de granito. El bar que casi todos recordamos se abría en la planta baja de la fachada norte.
La Foto corresponde a febrero de 2004.

  Esto es lo que nos han "colocado" ahora.

  LOS VIKINGOS

   Pajar-establo posiblemente del S.XVIII. Típico ejemplo de arquitectura popular. Normalmente no tenían vanos, excepto el portalón serrano con dintel de madera. Las ventanas que se ven son posteriores. Se aprecia tambien el recrecido del tejado.
El nombre viene de la discoteca que allí se abría desde los años 70. La foto es de 2004.



Y esto es lo que hay:

 






 (Publicado por Javier)



 

6 comentarios:

Escalofrío dijo...

Demoledor.
Yo he vivido esos cambios y entristece, pero ver las fotos, así, dos a dos...

Adolfo dijo...

Una de las mayores barbaridades data de hace poco más de un año. Me refiero al derribo de la casa del arquitecto Francisco Javier de Luque, un chalet de tres plantas situado junto al antiguo paso a nivel de la M-614.
El equipo del PP no sólo no hizo nada por protegerla, sino que se regodeó con su destrucción.
Esa casa era, probablemente, la vivienda de mayor interés arquitectónico de nuestro pueblo. Francisco Javier de Luque fue el arquitecto de la Institución Libre de Enseñanza, del Ministerio de Instrucción, etc., y la casa derribada era la que se construyó el para veranear.
Cuando se quiere estudiar la obra de un arquitecto de relevancia la casa que diseñaron para vivir ellos es una huella clave.
Ahora allí hay un solar mal vallado, que inclumple las ordenanzas.
Ese es el pueblo que quieren algunos. Quitar piedra y poner malla de gallinero.
Felicidades por el blog.

Horrores dijo...

Felicidades también.
Estas cuatro fotos más las dos que corresponderían al anterior comentario son como para editar el álbum de los horrores. Como los anuncios de "ANTES" (horrible) y "DESPUÉS" (estupendo), sino que al revés.
¿Imparable? Irreversible. Triste.

javier dijo...

Así es Adolfo. Precisamete fué Entorno Los Molinos quién sacó a la luz este tema al ver la cantidad de camiones que salían de esa finca. Desgraciadamente, ya era tarde para remediarlo. Eso sí, las fotos de la casa intacta, las tenemos.

Adolfo dijo...

Efectivamente, Javier, fue Entorno quien nos informó de ese derribo. Yo tenía, por casualidad, algunas fotos de la casa, en la que, además, había varios nidos de cigüeña que fueron destruidos sin que el Ayuntamiento exigiera el permiso pertinente de Medio Ambiente.
Luego fuímos a la Escuela de Arquitectura y encontramos un ejemplar de la revista Cortijos y Rascacielos, de 1931m en el que aparecían fotos y planos de esa casa.
Si tienes otras fotos de esa casa ¿podrías ponerlas en este blog?

javier dijo...

Por supuesto Adolfo, aunque tengo que rebuscar un poco para localizarlas.