28 de marzo de 2020

Hora del Planeta 2020

Amigos, desearos lo mejor para este tiempo en el que la solidaridad se cotiza al alza, junto con la tristeza por los que han enfermado o se han ido. A pesar de todo, os pedimos que hoy os acordéis, tras la Hora Sanitaria (el aplauso de las ocho), de la Hora del Planeta (a y media), apagando la luz dentro del evento digital que nos propone WWF.

La crisis climática ha sido eclipsada por un potente rival. Hay que inclinarse, pero aunque en urgencia no pueda competir con el intruso, el clima le gana en envergadura. Así que la contundencia ante el virus resulta envidiable. ¿Por qué tanta diferencia? Pues el virus ha sido fulminante y ha alcanzado antes al mundo acomodado. Sobre todo, carece de grupos de presión a su favor.

Soluciones compartirán. Las agresiones al medio natural influyen en las zoonosis (ya provengan de murciélagos, de simios o del pangolín), y el ajetreo a base de petróleo en su propagación. Influyen los líderes que desoyen las advertencias de la ciencia. Y, junto con lo público, la solidaridad sirve contra ambas crisis, conque hoy pedimos ración doble.

25 de marzo de 2020

Evaristo Prieto: ¡gracias!

El molino de Evaristo hace unos años (foto de Nieves)
El pasado día 23 de marzo y como consecuencia de un infarto, falleció en su residencia de Los Molinos nuestro convecino y amigo Evaristo Prieto.

En primer lugar, enviamos nuestras condolencias a sus dos hermanas, sobrino y amigos.

Iniciativa y sensibilidad
Evaristo nació en nuestro pueblo el 20 de enero de 1942. Era hijo de otro Evaristo Prieto que, procedente de las Navas de San Antonio (Segovia), en los años 30 se había instalado en Los Molinos y regentaba la tienda de ultramarinos que había fundado Francisco Martínez, una de las tres principales tiendas de comestibles con que contaba el pueblo. Así mismo y por su visión emprendedora, a mediados de los 40 puso en marcha la primera piscina pública de la Sierra de Guadarrama que en su momento gozó de un gran éxito, tanto en Los Molinos como en la propia ciudad de Madrid por la publicidad que instaló en una de sus estaciones del ferrocarril.

Su hijo Evaristo aprendió en este ambiente. Inicialmente estudió en la escuela unitaria de Los Molinos, situada en el edificio del actual Hogar del Jubilado. Desde muy pronto, compatibilizó los estudios con tareas del negocio familiar. A mediados de los 70 y ligada a la jubilación de su padre, la familia cierra sus actividades en Los Molinos y Evaristo pone en marcha una nueva y original iniciativa en Pozuelo de Alarcón: “La despensa”, un establecimiento dedicado a los comestibles gourmet y con el que logró un gran éxito profesional.

Junto a esa iniciativa por los negocios, Evaristo Prieto mostró desde siempre una gran sensibilidad por los temas culturales y en particular la música. Y todo ello ligado a una gran implicación personal en las iniciativas que se pusieron en marcha en el pueblo; podemos destacar en particular el proyecto “Sierra Musical”.

Fruto de su fuerte relación con su entorno puso en marcha la rehabilitación de la antigua piscina, la cual convirtió en su vivienda particular y un entorno en el que le gustaba rodearse de amigos e interesados en temas culturales.

El molino de Evaristo
Con todo, para muchas personas, destaca la labor a que se dedicó en los últimos diez años: la reconstrucción de su molino. El edificio, en ruina durante años, está situado entre el arranque del antiguo camino de Navacerrada, actual cruce del río Guadarrama, el Camino de la Portuguesa y la Avenida de Los Molinos.

Este molino fue el mayor de los que ocho que llegaron a existir en el pueblo y que la importante familia Majarrodilla había construido a mediados del siglo XVIII. Tras varios cambios y llegar la propiedad a la familia de Evaristo, esta lo mantuvo en funcionamiento hasta finales de los años 40.

Evaristo superó reticencias y críticas variadas por su idea de arreglar el edificio. Una vez encauzadas, invirtió abundantes recursos económicos personales y tras un laborioso y concienzudo trabajo de restauración logró su objetivo. Como resultado de esa inversión de ilusión y dinero recuperó los dos cubos, las conducciones y el almacén que convirtió, respetando todos los elementos constructivos, en un lugar de encuentros culturales y audiciones musicales.

Con esta intervención logró, por tanto, dar visibilidad a un monumento civil que, junto a la Iglesia Parroquial, constituye sin duda el mejor exponente de nuestro patrimonio arquitectónico de una actividad que está en los orígenes de nuestro pueblo y le da nombre: Los Molinos. Aunque fuese solo por ello, Evaristo debería ser conocido y reconocido por todos los molineros.

Propuesta de reconocimiento
Desde estas líneas y por todo lo expuesto, ENTORNO LOS MOLINOS como asociación molinera proponemos que nuestro Ayuntamiento, como muestra de reconocimiento, apruebe y realice las gestiones oportunas para dedicar una placa de homenaje en la sede de su mejor legado público: “el molino de Evaristo”.

Iluminado para una velada

26 de febrero de 2020

Defensa del cielo nocturno y del derecho a la luz de las estrellas

Se acaba de cumplir un año de la adhesión a la Declaración de La Palma por la Asamblea de Madrid, un compromiso asumido por los grupos políticos durante las III Jornadas sobre Contaminación Lumínica en el Parque Nacional, convirtiendo a Madrid en la segunda comunidad en asumir dicha Declaración después de Galicia.

El derecho a un cielo nocturno no contaminado debe ser inalienable. Hay que poder contemplar el firmamento, que más allá de su belleza nos recuerda nuestra irrelevancia a nivel del cosmos y la conveniencia de afrontar la vida con humildad. Y hay que dejar que la fauna nocturna se desenvuelva a su gusto.

Así, Entorno Los Molinos y sus socios a favor del cielo nocturno pedimos que:

  • Se limite la emisión de luz dirigida al horizonte, al cielo o al interior de las viviendas.
  • Se limite la iluminación externa con emisión de luz azul y ultravioleta.
  • Se use la mínima intensidad de alumbrado público necesario y se apliquen criterios científicos sobre umbrales adecuados de luz.

Para ello, hace falta una normativa autonómica específica, y el apoyo correspondiente desde nuestros ayuntamientos.

22 de febrero de 2020

La Pelona maltrecha

Un socio nuestro ha denunciado el triste estado del Mirador de la Pelona, en la carretera de Navacerrada (M-614). Está en Cercedilla y depende de Carreteras, pero desde aquí muchos habrán avistado por vez primera Los Molinos, con su armoniosa almendra de tejados rojizos, sus verdes prados y su cuerda montañosa de fondo.

Hace falta algún cubo, pues se ve que a algunos que paran aquí es pedir mucho que se lleven sus residuos. Estos podrían deberse a las carreras de motos estruendosas que se montan por esta carretera con tanta curva y quitamiedos adaptados, y que desprenden el mismo respeto por el entorno. Además si la fuente tuviera agua, no haría falta tanta bebida envasada. Hay personas cívicas dispuestas a ir a limpiar, pero una ayuda con cubos de basura se agradecería.

El civismo viene del carácter o de la educación. Pero ante el tsunami de basura, los ayuntamientos pueden hacer cosas. Pueden instalar cubos en botellódromos y supermercados, rechazar el plástico de un solo uso, dificultar el acceso de vehículos al monte, recoger lo ya vertido en el monte, fomentar el compostaje doméstico y la recogida puerta a puerta con tasas por volumen, instar a la Comunidad que plante cara a Ecoembes e impulse un sistema de depósito y retorno de envases, y promover la educación de niños sobre cómo los plásticos intoxican el medio, de cazadores y ganaderos, de las órdenes con recintos enclavados en el campo, de las empresas con infraestructura cuyo mantenimiento genera desechos, etcétera.


Los Molinos desde La Pelona

11 de febrero de 2020

Fuentes en el entorno de las piscinas








Mi corazón reposa junto a la fuente fría.
(Llénala con tus hilos,
araña del olvido.)
...
Mi corazón se vuelca sobre la fuente fría.
(Manos blancas, lejanas,
detened a las aguas.)
Federico García Lorca

Estas fuentes, de las que solo una surte agua, tienen el típico empaque molinero del granito basto toscamente labrado unido a los colores vivos del liquen y del musgo.
 
Esta última habrá que protegerla cuando se construya el deseado camino-acera para favorecer la movilidad activa entre las piscinas y la entrada a Montepinar, que finalmente va a tener un ancho de 1,80 m y cuyo presupuesto está pendiente de aprobar. El tubo de plástico casi mejor quitarlo. El cañito de hierro aún gotea, creando un minúsculo humedal.

1 de febrero de 2020

Día Mundial de los Humedales

En el Día Mundial de los Humedales (el 2 de febrero) destacamos estos ecosistemas tan importantes que nos proporcionan servicios y beneficios. Nos suministran agua dulce, son fuente de vida y alimento, zonas de recreo, de recarga de acuíferos, controlan las crecidas, secuestran carbono de la atmósfera, etc.

Algunos como Doñana, Daimiel, etc. se consideran de importancia mundial y están protegidos por la Convención de Ramsar. Otros forman parte de espacios naturales o están protegidos por las Comunidades Autónomas.

Distintas asociaciones madrileñas han lamentado que “son espacios que carecen de garantías para su conservación”. Denuncian una gestión “insuficiente”. Eso sí, la CM está estudiando 400 humedales en la región que podrían incorporarse al catálogo de los protegidos.

Desde nuestra Asociación queremos poner el foco en lo local y destacar aquellos pequeños humedales que también son importantes para la biodiversidad pero que a menudo pasan desapercibidos y carecen de protección: pequeñas charcas temporales y otros puntos de agua como manantiales, regueros, pilones, antiguos lavaderos, fuentes, etc.

Gallipato (foto de J. Gállego)
Estas pequeñas zonas húmedas son esenciales para especies como los anfibios, que las necesitan para reproducirse y para el desarrollo de sus larvas (los renacuajos). Su destrucción, contaminación y pérdida hace que los anfibios sean los vertebrados más amenazados, con un 41% de especies en declive.

En Los Molinos, por la cercanía de la Sierra, con las lluvias de invierno y primavera se forman regueros que bajan de la Peñota, alimentando pequeños puntos de aguas temporales y permanentes. Gracias a ello tenemos una gran diversidad de anfibios (como el sapo común, sapo partero, el sapo corredor, sapo de espuelas, tritón ibérico, rana común, gallipato, salamandra, rana ibérica, etc.) que merece la pena proteger, ya que son uno de los mejores indicadores de salud de nuestros ecosistemas.

Puesta de sapo corredor en Matarongiles
Queremos poner en valor estos pequeños humedales de nuestro pueblo, ya sean naturales o artificiales, porque forman parte de nuestro patrimonio natural y cultural. Aprovechamos para dirigiros a nuestra página de fuentes, que desde nuestra Asociación queremos inventariar, contando con la colaboración ciudadana, para pedir su protección al Ayuntamiento.

24 de diciembre de 2019

Fuentes de las antiguas escuelas





Ya no mana la fuente, se agotó el manantial;
Ya el viajero allí nunca va su sed a apagar.
Ya no brota la hierba, ni florece el narciso,
Ni en los aires esparcen su fragancia los lirios.
(Rosalía de Castro)

Estas fuentes de las antiguas escuelas, ya sin agua, parecen poca cosa, pero con su estela de granito, redondeada por arriba por el buen hacer de los artesanos de la piedra, siguen siendo hitos molineros.

Algunos exalumnos recuerdan haber bebido de ellas, otros no.


Felices fiestas a los simpatizantes de nuestra asociación (e incluso a los que no). Como propósito para la nueva década, vamos a intentar inventariar los puntos de agua molineros ya con más agilidad.

15 de diciembre de 2019

Limpieza del Canto de la Pata

Hoy, a propuesta de la asociación Paisaje Limpio, con el apoyo del ayuntamiento y de Entorno Los Molinos, unos 50 vecinos, con un importante contingente infantil, hemos vuelto a recoger las basuras que otros abandonan por ahí. Hemos visto que El Canto de la Pata, donde las calles de Luz Sierra se encuentran con el paisaje serrano, está hecho un vertedero, con residuos soterrados además de los que están a la vista o que se esconden en las matas de encinas. Hemos limpiado lo que hemos podido, si bien el desprecio al medio natural -a “nuestra madre tierra que nos sustenta y gobierna” como dijo un santo- que denota tanto vertido te puede desanimar. Pero el trabajo voluntarioso de los niños molineros, mejor educados que sus mayores, te reanima. Gracias a todos los que han colaborado, y a Paisaje Limpio por redondear la mañana regalándonos fruta y semillas. 

En lo práctico hemos aprendido que donde hay mucho vertido lo suyo es acercar los cubos de basura todo lo que permitan los caminos, que solo los plásticos que sean envases van al cubo amarillo (con otros envases), y que ir registrando los residuos en una app, aunque útil para caracterizar el tsunami de basura, es complejo.

11 de diciembre de 2019

Domingo de limpieza


Para inscribirte, dos vías:
oficinageneral@ayuntamiento-losmolinos.es
comunicacion@paisajelimpio.com

Quedamos al final de la calle Matadero, cerca del puente del Molino de la Cruz.

Además recomendamos descargar la app eLitter:




Sin duda este tipo de acciones debe ir acompañado de medidas preventivas y sancionadoras, pero al igual que con las acciones individuales por el clima, aunque no compensan las agresiones al medio ambiente, porque ensuciar es más fácil que limpiar, sirven también para espabilar a las distintas administraciones.

4 de diciembre de 2019

Marcha por el clima

Entendemos que puede cansar salir a manifestarse, pero como no levantemos la voz, la próxima generación se quejará de nosotros y con razón. Estará Greta.

10 de noviembre de 2019

La naturaleza nos protege

Nuestro compañero Eduardo Gil presenta en RNE su libro La naturaleza nos protege y nosotros la despreciamos, y da una pistas para respetarla. Otra pista sería ponerse el abrigo y salir a votar a favor del medio natural y los que lo habitamos.

4 de noviembre de 2019

IV Jornadas sobre contaminación lumínica

En Cercedilla y con ponentes de primer nivel, se trata de revisar el contexto científico y el marco normativo de esta alteración del medio que afecta al disfrute del firmamento nocturno, al astroturimo, al consumo energético y al bienestar de la fauna nocturna y migratoria. Así se trata de ver otra línea para poder algún día vivir en paz con nuestro entorno.

17 de octubre de 2019

Crespón Negro para nuestro río

A instancia de un socio de Entorno Los Molinos, el río Guadarrama en su tramo alto ha sido galardonado, con ironía serrana, con el Crespón Negro al Patrimonio Natural por el Observatorio Ciudadano de Patrimonio. Se denuncia “la existencia de vertidos ilegales, invasión de especies exóticas y otras agresiones que ponen en peligro este cauce”. Y se pregunta: “Si el Manzanares se pudo recuperar, ¿por qué no poder disfrutar de nuevo de nuestro río?” Ver noticia en la Cadena Cope.

13 de octubre de 2019

Comentarios de los voluntarios 2019

El pasado día 28 de septiembre, Entorno Los Molinos, en colaboración con nuestro ayuntamiento, celebramos la “IV Fiesta de la limpieza del río Guadarrama”.

Si en nuestro anterior artículo ofrecimos los mensajes fijados en dibujos, en este segundo te ofrecemos las ideas y reflexiones que nos dejaron en el espacio común los voluntarios más mayores…








Asimismo recomendamos esta reciente entrega de El Escarabajo Verde sobre el reciclado de envases, según la que la cacareada cifra del 80% de envases reciclados es inexacta:

12 de octubre de 2019

Mi dibujo sobre el río 2019

El pasado día 28 de septiembre, Entorno Los Molinos, en colaboración con nuestro ayuntamiento, celebramos la “IV Fiesta de la limpieza del río Guadarrama”.

Como en ediciones anteriores, nos concentramos un grupo de voluntarios dispuestos a aprender sobre el río, conocer gente nueva, divertirse y colaborar para dejar el entorno mejor de lo que lo encontramos…

Dentro del programa, también tuvimos un espacio para la expresión personal, tras las horas compartidas para la limpieza.

Seguidamente te ofrecemos los dibujos de las niñas y los niños que participaron, sin más comentarios…