25 de marzo de 2020

Evaristo Prieto: ¡gracias!

El molino de Evaristo hace unos años (foto de Nieves)
El pasado día 23 de marzo y como consecuencia de un infarto, falleció en su residencia de Los Molinos nuestro convecino y amigo Evaristo Prieto.

En primer lugar, enviamos nuestras condolencias a sus dos hermanas, sobrino y amigos.

Iniciativa y sensibilidad
Evaristo nació en nuestro pueblo el 20 de enero de 1942. Era hijo de otro Evaristo Prieto que, procedente de las Navas de San Antonio (Segovia), en los años 30 se había instalado en Los Molinos y regentaba la tienda de ultramarinos que había fundado Francisco Martínez, una de las tres principales tiendas de comestibles con que contaba el pueblo. Así mismo y por su visión emprendedora, a mediados de los 40 puso en marcha la primera piscina pública de la Sierra de Guadarrama que en su momento gozó de un gran éxito, tanto en Los Molinos como en la propia ciudad de Madrid por la publicidad que instaló en una de sus estaciones del ferrocarril.

Su hijo Evaristo aprendió en este ambiente. Inicialmente estudió en la escuela unitaria de Los Molinos, situada en el edificio del actual Hogar del Jubilado. Desde muy pronto, compatibilizó los estudios con tareas del negocio familiar. A mediados de los 70 y ligada a la jubilación de su padre, la familia cierra sus actividades en Los Molinos y Evaristo pone en marcha una nueva y original iniciativa en Pozuelo de Alarcón: “La despensa”, un establecimiento dedicado a los comestibles gourmet y con el que logró un gran éxito profesional.

Junto a esa iniciativa por los negocios, Evaristo Prieto mostró desde siempre una gran sensibilidad por los temas culturales y en particular la música. Y todo ello ligado a una gran implicación personal en las iniciativas que se pusieron en marcha en el pueblo; podemos destacar en particular el proyecto “Sierra Musical”.

Fruto de su fuerte relación con su entorno puso en marcha la rehabilitación de la antigua piscina, la cual convirtió en su vivienda particular y un entorno en el que le gustaba rodearse de amigos e interesados en temas culturales.

El molino de Evaristo
Con todo, para muchas personas, destaca la labor a que se dedicó en los últimos diez años: la reconstrucción de su molino. El edificio, en ruina durante años, está situado entre el arranque del antiguo camino de Navacerrada, actual cruce del río Guadarrama, el Camino de la Portuguesa y la Avenida de Los Molinos.

Este molino fue el mayor de los que ocho que llegaron a existir en el pueblo y que la importante familia Majarrodilla había construido a mediados del siglo XVIII. Tras varios cambios y llegar la propiedad a la familia de Evaristo, esta lo mantuvo en funcionamiento hasta finales de los años 40.

Evaristo superó reticencias y críticas variadas por su idea de arreglar el edificio. Una vez encauzadas, invirtió abundantes recursos económicos personales y tras un laborioso y concienzudo trabajo de restauración logró su objetivo. Como resultado de esa inversión de ilusión y dinero recuperó los dos cubos, las conducciones y el almacén que convirtió, respetando todos los elementos constructivos, en un lugar de encuentros culturales y audiciones musicales.

Con esta intervención logró, por tanto, dar visibilidad a un monumento civil que, junto a la Iglesia Parroquial, constituye sin duda el mejor exponente de nuestro patrimonio arquitectónico de una actividad que está en los orígenes de nuestro pueblo y le da nombre: Los Molinos. Aunque fuese solo por ello, Evaristo debería ser conocido y reconocido por todos los molineros.

Propuesta de reconocimiento
Desde estas líneas y por todo lo expuesto, ENTORNO LOS MOLINOS como asociación molinera proponemos que nuestro Ayuntamiento, como muestra de reconocimiento, apruebe y realice las gestiones oportunas para dedicar una placa de homenaje en la sede de su mejor legado público: “el molino de Evaristo”.

Iluminado para una velada

7 comentarios:

Olvido dijo...

Evaristo fue un ser especial, generoso, un gran amigo, sus amigos fueron familia. Evaristo era un hombre alegre, divertido, sensible, era un hombre maravilloso. Él siempre decía que la ardua rehabilitación del Molino sería su legado. Yo me quedo con todo el bien qué hizo por mucha gente.

Unknown dijo...

Como amante de la sierra y su patrimonio aplaudo la iniciativa de reconocer públicamente el legado de Evaristo. Debatir la forma y el sitio es algo que corresponde a los molineros.

Adela dijo...

La verdad es que no tengo palabras, solo me vienen pensamiento y sentimientos de uno de mis mejores amigos. He compartido con él muchos conciertos , muchos cafés, muchas charlas.
Solo puedo decir que era muy muy buena persona, honrado, cariñoso, muy amigo de sus amigos, y siempre queriendo que éstos se sintieran a gusto.
Se nos ha ido un amigo maravilloso.
A éstos amigos nunca se olvidan, su recuerdo siempre quedará en mi pensamiento.

Isabel dijo...

Muchas gracias por este artículo.
Es muy triste su pérdida, y todos los que le conocíamos sabemos la buena persona que era, disponible, cariñoso, educado y muy generoso. Pero aplaudo la idea de la placa en el Molino y de ponerle su nombre, me parece muy apropiado y merecido.
Los esfuerzos y trabajos individuales a modo personal, como hizo Evaristo, son una bendición y un ejemplo para nuestra sociedad y en este caso para Los Molinos. Nos ayudan a crecer y a ser mejores personas.
Un abrazo fuerte a todos los que sientan un gran dolor.
Cuidaros

Unknown dijo...

Sin duda alguna, Evaristo es una persona que merece un recordatorio en el pueblo de Los Molinos.
Espero que el Ayuntamiento lo vea así tambien y, en cuanto se pueda, hacerle el monumento que se merece para que permanezca en el recuerdo de todos

Unknown dijo...

Hera un gran hombre y un gran amigo siempre pendiente de todos gracias por haberte conocido ya estás arriba hasta siempre nunca te olvidaremos kuky y yo

Mariangelespk dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestras palabras, y en especial al autor o autora de este magnífico homenaje.

Soy Mariángeles, una de las sobrinas de Evaristo. Quería disculparme en nombre de todos en nuestra familia por no haber reaccionado antes a vuestros comentarios, Además de esta pérdida tan inesperada, también hemos sufrido pocos días después la de su hermana (mi tía Alicia) y la de Julio García Paredes, que no solo fue un gran amigo de Evaristo y de todos en la familia. Ha sido siempre de la familia!

Estamos aún en shock, intentando recuperarnos de estas despedidas tan importantes y ya definitivas. Estaremos en contacto pronto. Gracias a todos por vuestra comprensión.

Un afectuoso saludo para todos!