4 de junio de 2020

Paco Pérez Robledano: ¡muchas gracias y hasta siempre!

El pasado día 30 de mayo falleció nuestro vecino y amigo Francisco Pérez Robledano.

Paco, como muchos le conocíamos, ha sido una persona de valores, con criterio y comprometido; desde su claridad de ideas y planteamientos, practicaba un estilo conciliador en sus conversaciones y debates.

Para cualquiera de las personas interesadas en conocer nuestra historia real, Paco era una referencia necesaria por su profundo saber, su curiosidad, su honestidad intelectual y por la pasión rigurosa con que transmitía sus conocimientos. Era capaz de ofrecernos con la misma soltura datos de la historia de cualquier molinero, las vicisitudes de la vida en el pueblo o el recuerdo de las tradiciones molineras. También en la Hermandad de San Sebastián deja hueco y huella…

En la siguiente imagen vemos a Paco en una grabación de 2009 comentando sobre Los Molinos y explicando la tradición de La Vaquilla; si quieres ver el vídeo pincha aquí.



Paco no fue nunca un simple testigo… Como ciudadano responsable no dejó de promover proyectos y participar en la vida municipal o en las diferentes asociaciones en que siempre dejó su impronta de honestidad y credibilidad... En este sentido podemos recordar su servicio como Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen del Espino o su protagonismo como cofundador y presidente de Sierra Musical, asociación que sigue contribuyendo a que nuestro pueblo se sitúe en el mapa de la cultura madrileña.
 
Nos deja, sin duda, uno de los grandes personajes que ha sabido dar nuestro pueblo. Una gran persona que, con los años fue cultivando su amor, conocimiento, generosidad y compromiso en la difusión de la historia de Los Molinos.

Desde su humanismo cristiano, Paco, en su humildad y grandeza, se esforzó de diferentes maneras por ayudar a personas concretas y por defender nuestro patrimonio histórico, cultural y medioambiental.

Por todo ello, esta asociación propone a nuestro ayuntamiento la celebración de un homenaje público y oficial con el que el pueblo reconozca su persona, su servicio y su legado humano para bien de nuestro pueblo y de sus habitantes.

Desde estas líneas, Entorno Los Molinos acompaña el sentimiento de su familia y comparte la alegría por haberle conocido.

Paco, descansa en paz y muchas gracias por tu ejemplo.

4 comentarios:

Unknown dijo...

Muchas gracias por este pequeño homenaje a nuestro padre, marido, hermano, tío y abuelo en nombre de toda la familia. Efectivamente, dedicó toda su vida a procurar el bien común para todo el que lo necesitara y fue ejemplo de trabajo, bondad y honestidad en todos los proyectos en los que tuvo el placer de participar. Fue sin duda un ejemplo de vida al servicio de los demás sin pedir jamás nada a cambio. Mil gracias y recordad que vuestro cariño es nuestra fuerza para seguir adelante y contribuir a que nunca se olvide su paso por este mundo.

Unknown dijo...

Preciosas palabras. Muchas gracias. Qué su legado y amor por nuestro pueblo de Los Molinos perdure para siempre entre nosotros. D.E.P. tío Paco

Raul A M dijo...

Descansa en paz Paco,era un gusto escucharte hablar de las historias del pueblo con ese desparpajo lingúistico q tenias,nunca olvidaremos esas charlas enfrente a esa lumbre de San Sebastian

Anónimo dijo...

Con mi corazón más sosegado contesto a "Entorno Los Molinos", dando infinitas gracias por el recuerdo y cariño que habéis tenido hacia la persona de mi querido hermano Paco.

Ha sido muy triste y doloroso, pero me gratifica que ha muerto en paz, rodeado de toda su familia y en gracia de Dios.

Hombre de gran fe, bondadoso, sabio e inteligente, y muy amante de su pueblo, tradiciones y costumbres. En todo lo que ha participado ha dejado huella, pues siempre ha puesto el corazón en ello.

Gracias por haberte tenido como hermano, siempre estarás en mi corazón, y como "Robledano" en el de todos los vecinos de Los Molinos. Ya estás con papá y mamá. Hasta siempre, tu hermana Rosi.

Nota: el jueves 23 de julio a las 19:30 horas en nuestra Parroquia celebraremos un funeral por su eterno descanso.